Sobre izquierdas y derechas

Standard

Últimamente se discute mucho sobre la necesidad de reformar la conceptualización izquierda-derecha, alegando que es una formulación obsoleta. No quiero (en este post) profundizar en esta cuestión tanto como hablar de su uso interesado por parte de ciertos sectores de la política institucional.

No cabe duda de que las generalizaciones conducen a simplificaciones, y las simplificaciones son descomplejizaciones de la realidad social, que por definición es intrincada. La distinción entre izquierda y derecha es un ejemplo de esto. Sin embargo, dichas simplificaciones pueden ser útiles como herramienta de análisis  (sirve a estudios sobre la sociedad: auto-posicionamiento, definición de los diferentes partidos, etc.) y también en la política institucional, cuando valernos de clasificaciones más complejas supondría un gasto de tiempo mayor y probablemente una sobre-especialización/complejización que quizá alejaría aún más a algunos ciudadanos de las cuestiones políticas.

Cabe destacar, de todos modos, ejemplos de clasificación más compleja, como son el caso catalán, donde al eje izquierda-derecha se suma el de nacionalista-no nacionalista, o el que incluye el posicionamiento autoritarismo-libertarianismo:

axeswithnames

Estos ejemplos enriquecen el debate y muestran que existen alternativas. El problema no es éste, no es que haya otras posibilidades (la pluralidad es necesaria para la libertad de elección, frente al dogmatismo y la imposición de una sola visión). El problema está en rechazar la posición más extendida (que puede haberse vuelto dogmática) para imponer una visión que lo es aún más.

En el caso que nos ocupa, una alternativa que se está extendiendo es la de decir que no se es ‘ni de izquierdas ni de derechas’. Aunque no se explicita, esta máxima parece excluir también el ser de centro (concepto que forma parte de la misma lógica). Es fácil que este discurso cale entre personas que están desencantadas con la política y que no se sienten identificadas con las ideas tradicionales.

IMG-20140320-WA0000

Pero, ¿qué quiere decir no ser de izquierdas ni de derechas? UPyD (entre otras formaciones) ha hecho suyo el discurso de que la izquierda y la derecha están desfasadas y que ellos no se identifican con ninguna de las dos ramas. Lo importante en su caso, dicen, es el programa. ¿Cuál es el problema? La gente (y me alegraré de equivocarme en este punto) no lee los programas, sino que vota por simpatía, por lo que los candidatos dicen y por cómo lo dicen. Al margen de que luego incumplan sistemáticamente lo que prometieron, no es raro que se vuelva a votar por el mismo partido (ver libros de Lakoff como No pienses en un elefante para saber más sobre por qué vota la gente lo que vota).

IMG-20140321-WA0000

En este contexto (desencantamiento sumado a la falta de implicación de los votantes, que eligen al candidato más por simpatía que por un programa) es fácil que el discurso anti-izquierda/derecha resulte atractivo. Por ello, creo que hay que tener cuidado con fomentar ese tipo de discurso, si no queremos que algunos votantes salten de la sartén a las llamas.

En mi opinión, la solución pasa por fomentar la implicación de los votantes en la política a través de un acercamiento a las propuestas concretas de los partidos (programas políticos). También pasa por un alejamiento del personalismo, porque las personas son falibles, cambiantes, y es importante que exista un texto vinculante al que poder apelar. Unido a esto, implantar la figura de la responsabilidad, por la cual los políticos no tengan total inmunidad sino que tengan que responder a sus promesas incumplidas así como a sus errores. No digo que esta sea una tarea fácil, pero creo que merece la pena trabajar por ello.

Por último, y aunque dije que no era el objetivo del post tratar la cuestión de si sigue estando vigente la linea izquierda-derecha, creo que desde la izquierda tenemos una tarea importante: reivindicar nuestra etiqueta. Creo que es importante no caer en la indeterminación. Porque más allá de debates sobre nomenclatura, subsisten ciertas ideas, y aunque nadie concuerde 100% con una ideología, y mucho menos con un partido, y alguien de izquierdas pueda coincidir en ciertas cuestiones con alguien de derechas, es nuestro deber reivindicar nuestras ideas como diferentes de las de la derecha, hacer ver que no somos lo mismo y no queremos serlo.

Juntos debemos luchar por quitarnos de encima la imagen de que los partidos de izquierdas y de derechas caen al final en los mismos errores, juntos debemos luchar por desmarcarnos y lograr que se vea lo que tiene que verse: que luchamos por un mundo mejor, más igualitario, más libre, frente a quienes luchan por controlar nuestras vidas y por hacernos miserables.

Marta Lizcano Barrio

Advertisements

One thought on “Sobre izquierdas y derechas

  1. Estoy de acuerdo en gran parte con esto, y creo que precisamente ese alejamiento de las posiciones claras de izquierda y derecha es lo que se refleja en el ascenso de los populismos por toda Europa con su discurso anti-política porque, en realidad, la gente no se aleja de las ideologías sino de los partidos que las representan.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s