Sor Anti-Feminismo (respuesta a Clara Grima)

Standard

Hace unas semanas Clara Grima –mujer, matemática y divulgadora– escribió un artículo en el que hablaba sobre feminismo. Me llama la atención, en primer lugar, que una persona que parece no considerarse feminista (primero se cuenta entre los muchos que están “tratando de aportar nuestro granito de arena en esta lucha”, pero luego dice que “yo no soy feminista porque no puedo odiar a los hombres”) se anime antes a escribir un post criticando a un sector del feminismo que subrayando la importancia del mismo.

Ojo: no digo que no se pueda criticar. La crítica y la autocrítica son sanísimas. Y no cabe duda de que, a veces, es más difícil percibir ciertas cosas desde dentro. Sin embargo, teniendo en cuenta que se trata de una primera intervención (corregidme si me equivoco, estaré encantada de leer ese otro artículo y rectificar) no habría estado mal un poco más de respeto.

Por otra parte, hay varias cosas del artículo que me parecen equivocadas, y quiero señalarlas aquí. La primera he descubierto que fue un error de interpretación (compartido por más personas) del momento en que la autora se refiere al “feminismo” y al “odio a los hombres”. Parece ser, como ella misma ha clarificado, que lo que quería decir es precisamente que el feminismo no es odio a los hombres. Conviene aclararlo porque, aunque en este caso no se equiparen, en muchas otras ocasiones sí he visto esta conexión, fruto de un profundo desconocimiento.

En segundo lugar quiero hacer referencia a la frase “no soy feminista […] porque algunos piropos en la calle me hacen sonreír y andar a saltitos”. Creo que es fundamental aprender a distinguir las opiniones, sentimientos o percepciones individuales –llamadme socióloga– de las cuestiones sociales. No quiero decir que las primeras no tengan importancia, sino que el alcance de nuestra experiencia es mucho menor que las experiencias sociales que se pueden dar y se dan. En resumidas cuentas: que tú no veas algo no quiere decir que no se dé. Y que tú sientas algo como positivo no quiere decir que no haya muchas, muchísimas mujeres que lo experimenten de otra forma.

Que no percibas algo como opresión/violencia hacia ti no quita que lo sea. Es más: la propia lógica de un sistema social hace que no percibas sus características como algo raro (o que no las percibas, directamente) porque tienes esos rasgos tan interiorizados que no eres capaz de aislarlos. Que no percibas los piropos como algo negativo, violento, quiere decir que el sistema funciona bien. Es cuando empiezas a aislar el elemento “piropo” cuando te das cuenta de lo perjudicial que es que tu estado de ánimo varíe en función del juicio de un desconocido (que generalmente, además, será un hombre).

Otras frases a destacar son estas: “Coño, si es que pretenden hasta enseñarnos a sentarnos en el metro como nos enseñaban a sentarnos en misa.” y “Ver machismo en cualquier gesto nimio de la sociedad me recuerda mucho aquel cuento de Pedro y el lobo.” La cuestión aquí es la jerarquización que se hace de las diferentes formas de machismo. Según esto, que el hombre que se sienta a tu lado en el metro se despatarre (apropiándose de la parte del espacio público que te corresponde, lo haga conscientemente o no) no es para tanto; lo malo sería que te tocara la entrepierna.  Que te piropeen en la calle no es para tanto, lo malo sería que te intentara violar (o, peor aún, que lo consiguiera).

Esta jerarquización me parece peligrosa por dos razones:

1) Detrás de toda agresión de este tipo hay una mujer, y esa mujer está sufriendo, siente rabia, siente dolor. No podemos jerarquizar el dolor de estas mujeres.

2) La jerarquización esconde el hecho de que todas las agresiones forman parte de un mismo sistema, el patriarcado. No hay que subestimar ninguna agresión porque están conectadas y no existe algo así como una línea bien definida que separe, por ejemplo, piropear a una mujer en la calle de agarrarla y darle un beso en una discoteca cuando ya te ha rechazado.

Como dice mi gran amiga Vega:

¿Sabéis qué enseñan en los cursos de autodefensa? Que el pie en la puerta es súper eficaz. Y que, por tanto, cuando sepas que tu límite está en un punto determinado, tienes que ponérselo a la otra persona mucho antes. Para que no haga palanca.

Es muy bonito cuando mujeres con presencia en los medios se declaran feministas, porque ellas pueden llegar a espacios que desde la militancia feminista no se alcanzan.  Es bonito que se reivindique la palabra feminismo en lugar de negarla y apelar a otras como igualitarismo o humanismo. Es bonito no tener miedo a colocarte una etiqueta que genera rechazo y tratar de contrarrestar ese rechazo. No es bonito contribuir a afianzar ese rechazo.

Como en todo movimiento social, habrá personas que se dediquen a pontificar, como Clara Grima lo llama, a repartir el carné de feminista/antifascista/ecologista o lo que sea. A veces puede ser, sin duda, un poco pesado tener el/la típico/a colega que va aleccionando sobre lo importante que es su lucha (sin interesarse mucho por las causas que tú defiendes). Puedes reprocharle cosas a tu colega; puedes hacer crítica y autocrítica con tus compas de asamblea. Pero cuando una persona escribe en un medio sobre un tema tan importante como el feminismo (que trata de crear un mundo en el que no tengamos que decir que llevamos 43 asesinadas en 2015), tal vez tengas que pensar que no está pontificando sino haciendo activismo (utilizando la escritura como herramienta transformadora) y que a ti te molesta no porque esté haciendo algo mal cuando denuncia ciertas nimiedades, sino porque te sientes apelada/o.

Me habría gustado mucho que Clara Grima se hubiera escrito, por ejemplo, sobre el rol de las mujeres en las ciencias y no sobre el tema que ha escrito, porque su aportación (desde mi punto de vista) habría sido mucho más beneficiosa. Quizás la próxima vez.

***

Podéis leer las respuestas de Antonio Maestre y Barbijaputa a Clara Grima.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s