Donar para salvar vidas

Standard

España, con 43,4 donantes por millón de personas en 2016, es líder mundial en donación de órganos. Aunque contamos con el llamado “consentimiento presunto”, que quiere decir que todo el mundo es donante si no ha manifestado lo contrario en vida, éste no se suele aplicar en nuestro país. Por esta razón es muy importante manifestar en vida cuál es nuestra voluntad.

donacionorganos

Existen varias opciones para dejar constancia de nuestro deseo de convertirnos en donantes de órganos cuando muramos, como el testamento vital o la tarjeta de donante; no obstante, es importante saber que esta última no es vinculante, puesto que la última palabra la tendrán nuestros familiares. Así pues, si es tu deseo que tus órganos sean trasplantados a otras personas cuando mueras, conviene que se lo transmitas a tus familiares. También existe la posibilidad de donar en vida; puedes consultar información al respecto aquí.

Pero la donación de órganos no es la única posibilidad que existe. La opción más conocida es, probablemente, la donación de sangre; los requisitos para donar sangre incluyen tener entre 18 y 65 años, pesar más de 50 kilos y no padecer ni haber padecido enfermedades transmisibles por vía sanguínea. Es conveniente que te informes de los niveles de reserva de tu grupo sanguíneo, si es que lo conoces, antes de acudir a donar.

También existe la donación de médula ósea. Cuando escribo esto quedan pocos días para que me hagan la primera analítica necesaria para pasar a formar parte del listado de donantes y estoy emocionada, la verdad. Llevaba algún tiempo dándole vueltas pero nunca había llegado a informarme en serio. Hace unos días me topé con este hilo en Twitter (os recomiendo leerlo) y a partir de ahí me puse a buscar información para resolver las dudas que me habían quedado. Yo me informé en el Portal de Salud de Madrid, pero también está la página oficial de donación de médula ósea. Como tenía algunas preguntas, escribí al mail habilitado en la Comunidad de Madrid (donarmedula@salud.madrid.org) y fueron muy amables y me resolvieron todas las dudas.

Ilustración de Agustina Guerrero con los pasos a seguir si quieres ser donante de médula ósea.
Ilustración de Agustina Guerrero sobre la donación de médula ósea

Como comentan en el hilo que os mencioné antes, es importante tenerlo muy claro antes de iniciar los trámites como donante de médula, por varias razones. La primera es que el tiempo medio que tienes que esperar para realizar la donación es de 10 años. Es decir, no vas a llegar, donar e irte, sino que tienes que tener predisposición a acudir cuando te llamen. La segunda es que, una vez que te llamen y des el sí, la vida del receptor está en tus manos. Ser donante es una gran responsabilidad. Por otra parte, el proceso de donación es relativamente sencillo y no entraña demasiados riesgos, por lo que he podido entender (te animo a leer toda la información oficial y a consultar a expertos/as).

Las células madre pueden obtenerse de dos formas: de la médula ósea (MO) o de la sangre circulante, también llamada sangre periférica (SP). Hay una tercera opción, que es obtener sangre que contiene el cordón umbilical en el momento del parto (SCU). El método elegido dependerá de las necesidades del receptor y de si alguna de las opciones está contraindicada para el donante. El método más habitual (85% de los casos) es la donación de células madre a través de sangre periférica. A grandes rasgos, este método consiste en administrar unos fármacos al donante denominados factores de crecimiento hematopoyético. Esta medicación hará que las células madre, que se encuentran ubicadas en la médula ósea, afloren a la circulación sanguínea y, posteriormente, a través de un proceso llamado aféresis, sean recogidas del donante (ver imagen).

img1209913s

Donación de células madre a través de sangre periférica

El único efecto secundario relevante de la administración de estos factores de crecimiento hemopoyético es el dolorimiento generalizado de huesos y músculos, semejante a un proceso gripal. Estos efectos pueden minimizarse tomando calmantes suaves. También pueden aparecer, aunque de forma mucho menos frecuente: dolor de cabeza, sensación de ansiedad, dolorimiento torácico inespecífico, náuseas, vértigo o sudoración nocturna. Al obtener los progenitores hematopoyéticos pueden darse: calambres y hormigueos transitorios debidos al empleo de citrato para que la sangre circule sin coagularse por el interior de los separadores celulares; una disminución de la cifra de plaquetas y de glóbulos blancos que no produce síntomas y que se recupera en 1 o 2 semanas.

En caso de que el donante no disponga de venas de suficiente tamaño en el antebrazo para poder realizar este procedimiento (5% de los casos), existen otras formas de obtener la médula: colocación de un catéter venoso central (se suele evitar por las posibles complicaciones, que se dan en el 1% de los casos) o donación de médula. Este otro método, la donación de médula, implica pasar por quirófano, generalmente bajo anestesia local, con los riesgos habituales de este tipo de anestesia.

Aquí puedes encontrar una explicación detallada sobre ambos métodos (MO y SP), así como la rara posibilidad de que haya que colocar un catéter venoso central, y los efectos secundarios de cada opción. Te recomiendo leerlo, porque amplía la información que he rescatado en este texto.

Por último (es posible que me deje alguna opción), existe la opción de donar tu cuerpo para investigación científica. Este tipo de donación no es compatible con la de órganos. Si te interesa esta opción, puedes contactar con la Facultad de Medicina, Departamento de Anatomía y Embriología Humana, más próxima a ti.

En términos generales, mi recomendación es que, sea cual sea el tipo de donación por el que te decantes, acudas a informarte a los centros públicos de tu región (hospitales, centros de transfusión, etc.). Creo que la sanidad no puede ser un negocio en ningún sentido. También es importante que acudas a páginas web oficiales (te dejo un listado más abajo). Tu salud es muy importante y debes evitar siempre fuentes de información que puedan perjudicarte. También quiero dejar claro que yo no soy ninguna experta en estos temas y sólo pretendo poner mi granito de arena y animar a la gente a donar, por lo que es fundamental que preguntes todas las dudas que puedas tener a un/a experto/a en medicina.

Recuerda: si nos animamos a tener estos gestos altruistas podemos salvar vidas.

Más información en:

  • Organización nacional de trasplantes (ONT): http://www.ont.es/Paginas/Home.aspx
  • Donación de médula ósea (ONT): http://medulaosea.ont.es/
  • Fundación Josep Carreras contra la leucemia: http://www.fcarreras.org/es
  • Salud Madrid: http://www.madrid.org/salud/ y resto de webs de Salud de las CC. AA.
Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s