Sor Anti-Feminismo (respuesta a Clara Grima)

Standard

Hace unas semanas Clara Grima –mujer, matemática y divulgadora– escribió un artículo en el que hablaba sobre feminismo. Me llama la atención, en primer lugar, que una persona que parece no considerarse feminista (primero se cuenta entre los muchos que están “tratando de aportar nuestro granito de arena en esta lucha”, pero luego dice que “yo no soy feminista porque no puedo odiar a los hombres”) se anime antes a escribir un post criticando a un sector del feminismo que subrayando la importancia del mismo. Continue reading

El patriarcado a examen

Standard

¿Cómo podemos saber si una película es machista o no? ¿Qué pasa si ponemos a hombres en el lugar de las mujeres en los anuncios publicitarios? ¿Qué implica que en una serie o película aparezca una única mujer en un grupo en el que el resto son hombres?

Hablo del Test de Bechdel, el Test de Conmutación y el Síndrome de la Pitufina en este artículo publicado en Parece amor, pero no lo es. 

Píldora anticonceptiva

Standard

Si has oído hablar de la píldora anticonceptiva es posible que haya sido positivamente, o a lo sumo en referencia a efectos secundarios del tipo: engorda. Lo cierto es que muchas veces se ignora lo que realmente es la píldora: un medicamento. Como tal, debería estar sujeto a seguimiento y a la administración de información por parte del médico, pero creo que la información que se proporciona a las mujeres que van a tomarlo es insuficiente. Continue reading

La regla y la copa menstrual

Standard

Creo que la relación que tenemos con nuestro cuerpo (igual que la que tenemos con nuestra propia personalidad) marca profundamente la relación que tenemos con otras personas. Por eso, conocernos íntimamente, reconocer los límites y posibilidades de nuestra piel y querernos es tan importante: de ese modo podremos sentirnos bien con nosotras mismas y entablar relaciones más saludables con los demás.

Continue reading

¿Repensar las relaciones para dejarlo todo igual?

Standard

Esta es mi segunda aportación en el blog Parece amor, pero no lo es. En esta ocasión trato de discutir las alternativas al amor monogámico tradicional englobadas bajo el título de relaciones poliamorosas y señalar que, sin una crítica profunda al amor romántico, dichas alternativas pueden  suponer un cambio para dejarlo todo igual.

Os recomiendo, asimismo, que echéis un vistazo a los artículos del resto de compañeras que publican en el blog, con enfoques y temáticas muy variadas.

“No” significa “no”

Standard

¿Alguien se imagina al hombre [sic] rebelde de Camus diciendo no para “hacerse el duro”?

Decir no es oponerse. Es dejar claro el rechazo. Es rebelarse contra las injusticias. Es dejar la neutralidad de lado, posicionarse. Quien dice no pone sus propios límites, no deja que los demás los impongan. El no es solidario, pues lo que no se quiere para uno, no se quiere para el resto.

Para Álvaro Reyes, por lo visto, un no a veces es un y otras, una invitación a la violación. Parece que está de moda infantilizar, victimizar y hacer ver que las mujeres no son responsables de lo que hacen y lo que dicen. Eso, y también hacer chistes sobre una violencia, la machista, que ya se ha llevado a 24 mujeres este año. Como ya dije en otro post, no es lo mismo hacer humor que justificar la violencia y un vídeo en el que se recomienda maltratar a una mujer como forma de cortar con ella no tiene ninguna gracia.

¿Por qué está en la cabeza de este hombre, y a lo peor en el imaginario colectivo, que el engaño forma parte de las relaciones sentimentales?* ¿Por qué asumir que una mujer que dice no en realidad quiere decir sí pero se siente insegura? ¿Por qué tocar a una persona que no te ha dado su permiso, dando por hecho que lo tienes de forma implícita?

Toca ir asumiendo que las mujeres no viven en exclusiva para satisfacer a los hombres; que ir vestida de una cierta manera no te confiere derechos sobre nosotras; que somos capaces de decidir por nosotras mismas si queremos abortar y no, no somos víctimas aunque la situación sea indeseada; que un no es un no (y no un convénceme) y será un no aunque te apetezca mucho echar un polvo.

Marta Lizcano Barrio

*Más sobre los mitos sobre el amor en Parece amor pero no lo es.

Parece humor pero no lo es (o dame machismo y llámame feminazi)

Standard

Siempre he sido partidaria de reírse de todo (y ojo que digo de todo, no de todos, que es un tema más delicado). Para mí, el humor es, entre otras cosas, una herramienta de visibilización: entre broma y broma, uno puede vislumbrar la seriedad del asunto y, como el humor traspasa fronteras, se puede hacer llegar ciertos temas y reflexiones a según qué sectores que tal vez de otra manera hubieran permanecido ajenos.

Así es. Creo profundamente en el humor como herramienta política. Pero (siempre hay un pero), como toda herramienta, ni es neutral ni está irremediablemente determinada. Y hoy que se habla tanto de los límites del humor quiero aportar mi granito de arena al debate.  Continue reading